FANDOM


Sinopsis

RESUMEN

En esta ocasión, Gardener nos trae un relato en el que se nos cuenta un momento muy duro de la vida de Yun Mitsuki, en una tierra en la que el mundo no tiene piedad.

TRAMA

El Tronco, un lugar de conexión entre todos los lugares; un lugar fuera del tiempo y el espacio; el lugar donde vive Willy McDonner, también conocido como Gardener.

Según te acercas, Willy te mira con media sonrisa en la cara.

- Si, ya se que la última vez te dije que tardaríamos en volver a vernos, pero es que he recordado una historia que quería enseñarte.

Rápidamente, agarra una silla y te la acerca.

- Hoy voy a enseñarte una pequeña historia de la Tierra-1900, un lugar oscuro en el que la vida es complicada y las personas viven con miedo de lo que pueda suceder en cualquier momento- te dice mientras enciende un monitor- Siéntate conmigo y disfruta de la experiencia.

Días de Cambio

15 de octubre

Empieza a refrescar. Esta mañana, cuando el primer rayo de sol acarició la cabaña, salí a por un poco de leña. El médico vino antes de las 12 del mediodía para ver cómo sigue Yun. Aún tiene fiebre, pero parece que está remitiendo. Cuando estábamos el médico y yo a solas, me comentó que hace casi un siglo que no se veía algo parecido y que consultará nuestro caso con un amigo experto. No sé a qué se refería, pero parecía preocupado. Volverá dentro de una semana cuando consiga más provisiones.

16 de octubre

No he dormido nada. No por los asaltantes, ya que parece que mis trampas han hecho su trabajo, sino por Yun. Parece que anoche le subió la fiebre y deliraba. No paraba de aullar. Tal y como me dijo el médico, le puse paños de agua fría en la frente y le di una sopa de belladona. No la ha retenido mucho tiempo en su interior, pero confío en que le haya dado tiempo de digerir algo. Casi al amanecer se quedó dormido.

17 de octubre

¡Por fin ha mejorado! Al atardecer, mientras ponía en marcha la caldera, Yun bajó a la cocina. Desde entonces, no ha parado de repetir que quiere comer carne. ¿De dónde saco yo algo de carne a estas horas? Mañana, a primera hora, intentaré ir a cazar algo, aunque hace más de 6 meses que las trampas y cepos no atrapan nada. Parece que todo ser vivo ha huido de éste bosque.

18 de octubre

Yun aún sigue levantado, pero hoy parece algo… raro. Se me ha abalanzado al cuello cuando vio que llegué a casa sin carne que llevarse a la boca. Lo empujé contra el sillón. Aún tengo sus arañazos en el pecho y en el cuello. Desde entonces, no se ha levantado de ese mismo sillón, y observa todos mis movimientos con una mirada que me da miedo. Todo él parece vacío.

18 de octubre

Nada más caer la noche, Yun ha subido a nuestra habitación gruñendo. No le he dejado entrar. Después de varias horas gritando cosas ininteligibles, parece que se ha calmado un poco. Aún oigo su respiración agitada desde detrás de la puerta.

22 de octubre

Aún sigo encerrada en ésta maldita habitación. El médico debería venir hoy. Espero que se acuerde de dónde tengo colocadas las trampas sino, tendré que pasarme horas limpiando sus vísceras esparcidas por todas partes. Eso si consigo salir de aquí.

23 de octubre

Nunca he rezado… ni sé cómo se hace pero… Dios mío, por favor, si existes, si estás ahí, haz algo. Tengo mucha hambre y frío. Hace 4 días que se apagó la caldera y casi 5 que estoy aquí encerrada, rodeada de mis propias heces. ¡Por favor, haz que todo esto acabe y haré lo que sea, por favor!

24 de octubre

Creo que me estoy volviendo loca. A pesar de todo lo que ha pasado en el mundo y a pesar de haber visto tanta desesperación, nunca le he deseado nada malo a nadie pero ahora,… ¡Oh, ahora!... Ahora es otra historia. Tengo tanta hambre, tanta sed, tanto frío y tanto miedo… Lo amo, ha sido el hombre de mi vida pero, por favor, Dios mío, llévatelo pronto. No lo hagas sufrir, pero llévatelo. Sólo quiero que muera. No aguanto más.

25 de octubre

Sigue ahí fuera. ¿Cuánto tiempo puede estar una persona sin comer? Creo que no mucho más. He estado escuchando ruidos afuera durante toda la noche, pero nadie ha venido en mi ayuda.

26 de octubre

Yun ha muerto. No se cómo. Lo único que sé es que he escuchado cómo ha rodado escaleras abajo. Cuando bajé y lo vi, tenía un color verde-grisáceo muy pálido, parecía que llevaba muerto una semana. Sus ojos estaban desencajados e inyectados en sangre. Sus preciosas manos ahora parecían garras, y sus dientes, dejándose ver por una terrible mueca, están demasiado afilados. Ahora, por fin, ambos descansamos en paz.

-FIN-

- Qué pena del pobre Yun, ¿no te parece?- te dice Gardener un poco acongojado- En mi tierra, es uno de mis mejores amigos. Esperemos que la próxima vez que veamos una contrapartida suya, tenga un final feliz.

Y, ya más repuesto, Gardener se levanta de su asiento y, sonriendo, te dice:

- ¡Nos vemos pronto!, cada vez que te enseño una historia, se me ocurren diez más que quiero enseñarte.

OTROS

Anotaciones