FANDOM


"Isabela usará su poder para detener a un joven mutante psíquico, y decidirá abandonar su hogar para alistarse en una residencia de monjas."

RESUMEN

Isabela vuelve a su casa mientras se arrepiente de volver junto a su padre. En ese momento es adelantada por unos ladrones que la adelantan, y choca con un policía que, al ver en las condiciones en la que se encontraba, le sugiere que acuda a una casa de acogida de monjas. Isabela acepta pero, de camino, se ve atacada por un joven mutante psíquico que intenta violarla. Isabela utilizará su poder para bloquearlo y terminará huyendo. Isabela quedará en la puerta de una iglesia.

TRAMA

Así es. Una noche más en la que camino por las cáusticas calles de Madrid. Una noche más en la que el frío se apodera de mí y no tengo a dónde ir. La lluvia moja mis sucias ropas. Les diré algo. A veces me gusta estar aquí, así no tengo que verle la cara a mi padre, a ese ser tan cruel que maltrataba a mamá. Caminando y caminando sola, sin nadie a mi lado, solo mi soledad y yo. A veces me doy lástima. Yo, una chica en toda su juventud, vagando sin ningún rumbo. Solo Dios sabe en dónde terminaré. Caminando por ahí unos ladrones corren por mi costado, solo atino a voltearlos a ver. Cuando, al voltear para seguir mi rumbo, un policía me embiste y al suelo fui a parar. "Auchh", qué dolor sentí. El policía me levanta y me dice:

Policía: Niña. ¿Qué haces a estas horas de la noche aquí sola?

Isabela: Es que acaso no ve que me dirijo hacia algún sitio.

Policía: ¿Y dónde será ese sitio?

Isabela: No lo sé, y a usted tampoco le debería interesar ¿o es que acaso me quiere llevar a la cárcel?

Policía: Sabes niña, deberías irte a un orfanato de monjas. Ahí hay comida y refugio, y creo que una más para el sitio no les molestaría.


Pensé: "Sí, porqué no. Un lugar donde al fin pasar la noche, por fin llevarme algo a la boca…hace días que no como", le dije al policía por dónde quedaba este sitio, él me dice "tú solo sigue de frente y ahí lo encontraras". El policía salió corriendo para atrapar al criminal, no le di ni las gracias, así que yo seguí caminando. "Ojalá sea cierto y las monjas me den comida y refugio, como me dijo el policía",. Cerca de ahí, unos jóvenes, que olían a alcohol, me miraron de una manera extraña, hasta podría decir lujuriosa, al pasar. Aceleré el paso, pero uno de ellos me cogió el brazo y me hice detenerme. Él me quiso besar en los labios, pero no me dejé y le pisé el pie. Eso hizo que me soltara, así que corrí hacia un callejón para esconderme. Solo escuché una frase que pronuncia "Déjenmela, que ella es mía". Me escondí tras un basurero. Mis latidos se aceleraron y solo pasaba por mi mente que podría ser violada. Lo pude divisar, él estaba en la entrada del callejón, que no tenia salida, y lo escuché decir:

Joven: Así que eres una mutante, ja, ja, ja, lo supe desde el principio. También sé dónde estás escondida. Soy un gran psíquico. Ja, ja, ja, a ver hasta dónde llegas, preciosa.


Al oír esas palabras me atemoricé más, pero pensé: "Yo también soy mutante, así que no debo temerle en nada", así que salí de mi escondite y le dije que no le tenía miedo y que sí, era verdad que soy una mutante. Él me dijo ingenua. Yo me amargué y utilicé mi poder del silencio. Absolutamente todo se volvió blanco y negro. Él movía los labios pero no podía hablar. Como mi silencio me da mucha fuerza, de una patada lo mandé hacia el otro lado del callejón. Cuando de pronto, él se para y me mira. Yo corrí hacia él con mi gran velocidad cuando, de pronto, mi silencio desapareció. En mi cabeza me preguntaba ¿por qué?, ¿por qué se acabó tan rápido?. Antes me había durado mucho más. Al parecer mis poderes son muy cortos en mutantes de un nivel mayor, así que él me dijo "Hasta pronto, nena", y con su telepatía alzó unas maderas, que estaban ahí, y me las lanzó. Eso me dejó muy débil. Él me dijo "Adiós. Fue todo un placer" y se fue. Yo, casi muriéndome, llegué a salir del callejón. Cuando llegué a la puerta de una gran iglesia. Cuando me recosté sobre la entrada y dije: "Tal vez ya es mi hora" y cerré los ojos.

OTROS

Anotaciones