FANDOM


TRAMA

PRELUDIO

Tierra-14

Nos encontramos en Irlanda, en una pequeña cabaña en el centro de un inmenso bosque. Allí podemos ver al Brujo Verde, rodeado de viejos libros de magia.

BVbyK

- Entonces es cierto, la realidad es como un árbol, en que cada rama, cada hoja, nos muestran una posibilidad- el joven brujo tenía un semblante preocupado- pero hay más, por cada rama existente, existe una raíz, un reflejo oscuro,... ¿es posible que sea eso lo que he notado? ¿que la constricción que he sentido signifique cambios en el tronco del Árbol de la Existencia?

En ese momento, la cabaña comenzó a temblar bruscamente, al tiempo que unas raíces negras brotaban por todas partes, destruyéndolo todo alrededor del Brujo Verde y, de entre tanta destrucción, surgió un ser como hecho de madera, de una madera oscura como el ébano, con una larga melena hecha de algas y unos ojos amarillentos, casi ambarinos.

- Supongo que eres William, del clan McDonner- dijo la arbórea figura- conocido como el Brujo Verde.

- Supones bien, extranjero.- dijo el Brujo- ¿Cómo debo llamaros?

- Imagino que no te sorprenderá que me llame William también, pero de donde vengo me conocen como Green Death.- la voz del visitante retumbaba como si saliese directamente de los infiernos

El Brujo Verde alzó las manos, mirando decidido a ese reflejo oscuro de sí mismo. Sabía que esto no iba a terminar de forma amistosa.

- Entonces dime, Brujo Verde, ¿quieres saber algo más o puedo acabar ya contigo?

Algo que el joven brujo había aprendido hace mucho es que quien ataca primero obtiene ventaja, y su visitante parecía tan interesado en regodearse de su poder que le estaba dando la oportunidad perfecta para asestar el primer golpe.

- Me gustaría saber si tienes como volver, porque tu viaje hasta aquí ha sido para nada.

Sonriendo, el Brujo invoca una enorme secuoya que aparece bajo Green Death, lanzándolo por los aires, pero, para su sorpresa, el oscuro visitante, haciendo un perfecto giro acrobático en el aire, alarga sus arbóreos brazos, clavándolos en la secuoya y encogiéndolos de nuevo para colocarse sobre el árbol.

- Ahora me toca a mí

La secuoya se vuelve negra, y se lanza contra el Brujo Verde, que solo puede responder creando escudos roblizos ante el salvajismo del ataque recibido.

En pocos segundos el bosque alrededor de los restos de la cabaña parece cobrar vida y ambos controladores de la vida vegetal se lanzan todo lo que tienen: ramas espinosas, troncos macizos,... cada ataque parece darle ventaja a Green Death, pues cada vez más árboles se oscurecen. El Brujo Verde decide que debe ir a por todas.

- Tú te lo has buscado, visitante.

Alrededor de William, del clan McDonner, mayor druida del mundo, conocido como el Brujo Verde, comienzan a brotar ramas y raíces formando una armadura del tamaño de un gigante.

- Ríndete ahora o acabaré contigo- le dijo el brujo a su enemigo

- Realmente impresionante, druida. Ven a por mí.

El Brujo Verde ataca sin piedad a Green Death, pero este esquiva con facilidad sus ataques, casi divirtiéndose, hasta que con un giro, se coloca a su espalda.

-Ya me empiezo a aburrir. Has sido un oponente digno, pero nunca tuviste ninguna posibilidad.

La enorme armadura del Brujo Verde se destruye con un gesto de la mano de Green Death, ante el asombro de su portador, que cae al suelo.

- Me has superado, ¿Cómo puedes tener un mayor control que yo? ... ¿cómo puedes ser tan superior a mi?

- No te lo tomes a mal, es la primera vez que te enfrentas a otro de nosotros, yo ya lo he hecho muchas veces- dijo Green Death acercándose al Brujo con una sonrisa en los labios- y siempre acaba igual.

Una raíz afilada brota de la mano de Green Death y sale disparada hacia el pecho del Brujo Verde, que solo evita un grito de dolor por el orgullo que aún le queda.

La raíz comienza a absorber la vida del brujo, haciéndola llegar hasta el brazo de Green Death, que parece extasiado, hasta que, de repente, una espada corta la raíz que unía a ambos contendientes, con lo que el brujo empieza a recuperar su color y su vitalidad.

El joven que sujetaba la espada era esbelto, pero fuerte; tenía el pelo corto y verde, y un traje ajustado blanco y celeste.

Green Death estaba sorprendido, sin duda no esperaba tener ninguna interrupción.

- ¿Quién eres y qué haces aquí? Se suponía que yo era el único capaz de viajar por el tronco.

- ¡Ja! ¿olvidas que cada raíz tiene un reflejo en una rama? A partir de ahora, tendrás quien se te oponga.

Aprovechando el desconcierto de Green Death, el joven de la espada crea un cúpula vegetal alrededor suyo y del Brujo Verde.

- En casa me llaman Gardener, pero tú puedes llamarme Willy, que hay confianza.

Sin más, la cúpula se cierra y se mete bajo tierra. Pero ya no están allí, están en el Tronco.

- ¡Acabaré contigo, Gardener! ¡Y con todos los demás!

-FIN DEL PRELUDIO-


Parte 1

Tierra-617

William McDonner se encontraba cansado, había pasado toda la mañana terminando la mudanza a su nueva base de operaciones, en Amsterdam. A Will le hubiese encantado seguir en Londres pero, desde el BREXIT, sus financiadores de la Unión Europea, habían insistido en que los EUROCorps debían tener su sede en algún país de centroeuropa.

"Al menos no es Berlín"

María había aprovechado la tranquilidad de estos días para ir a España a visitar a sus padres y el resto del equipo también había cogido vacaciones. Así lo había ordenado el propio Will, que quería adecuar la nueva base a sus criterios sin nadie que revolotease por allí, y parece que lo había conseguido. Tres laboratorios, dos unidades médicas, una planta entera como zona de entrenamiento, un hangar, diversas zonas de ocio, capacidad para albergar a una docena de miembros y posibles familiares (aunque estamos lejos de manejar esas cifras) y la sala de reuniones. En definitiva, la nueva sede de EUROCorps era todo lo que podían necesitar, un edificio completo en el centro de una de las ciudades más cosmopolitas del mundo.

Ahora, tras la mudanza, había que terminar de poner a punto el sistema de seguridad. Más de cincuenta cámaras de vigilancia, y todo un arsenal de armamento automático no-letal, todo ello conectado con los datos biométricos del equipo y de los trabajadores de las instalaciones.

Pero parece que esa puesta a punto tendría que esperar, ya que estaba recibiendo una señal de socorro de Bruselas.

- ¡Aquí el Departamento de Policía de Bruselas! ¡Un metahumano descontrolado está sembrando el caos en el centro de la ciudad! ¡ Es Boom-Boomer!

-¡Les habla Wildwood, miembro 001 de los EUROCorps, mantengan alejados a los civiles y mantengan el perímetro! ¡Voy hacia allí!

Corriendo como alma que lleva el diablo, Will llega al teletransportador, mete las coordenadas de destino y, tras ver una cegadora luz celeste, aparece en el centro de Bruselas.

Se oían explosiones en la distancia, como a doscientos metros.

"Hay que recalibrar el teletransportador, me encargaré a la vuelta"

Wildwood saca entonces una semilla de uno de sus bolsillos y la lanza al aire, donde comienza a crecer a una velocidad increíble, creando un tallo verde suficientemente grueso como para soportar el peso de nuestro héroe, que se monta y se dirige a enfrentarse a una lucha más.

Según se acerca hacia el incidente, Wildwood oye los vítores de civiles y policías, su héroe ya está aquí, todo saldrá bien.

WWbyIRC

Dibujo de Ibrahim Ramos Calderón

En el centro del perímetro estaba Boom-Boomer, haciendo pedazos con sus explosiones mobiliario urbano, con su ridículo traje naranja pero con algo distinto, parecía tener la mirada perdida, como si no estuviese despierto.

-¡Boom-Boomer! Deja lo que estás haciendo o tendré que obligarte a dejarlo.

Sin siquiera mirarlo, el villano alza una mano hacia Will creando una explosión que nuestro héroe esquiva con una acrobacia, al tiempo que endurece su piel convirtiéndola en robliza. Si no fuese por su entrenamiento, esa explosión podría haberle matado.

"Algo pasa, este tío es un ladrón y un capullo, pero nunca ha sido un asesino"

- ¡Boomer, despierta!- decía Will mientras corría hacia el mutante explosivo esquivando sus ataques.

El puño de Wildwood crecía y crecía hasta conseguir el tamaño de un balón de baloncesto, y en menos de lo que podía esperarse nadie, le lanza un puñetazo como a tres metros de Boom-Boomer que acierta a darle en la mandíbula, gracias a la capacidad de Will de alargar sus extremidades. En ese momento, el villano cae, pero no solo eso, Will alcanza a oír un quejido algo más alejado. Al mirar hacia la zona donde había oído esa voz, ve a una chica, de no más de dieciséis años, llevarse una mano a la cabeza, mientras un hilillo de sangre salía de su nariz.

-¡Vaya, parece que ya he encontrado al auténtico culpable de esta situación!- dijo Wildwood acercándose tranquilamente a la chica

Cuando la joven ve que el héroe se dirige hacia ella, se apresura a decir:

-¡Yo no he tenido nada que ver! Estaba escondida aquí y me has salvado.

- Llevo demasiado tiempo en esto como para no reconocer un control mental cuando lo veo. Uno bastante burdo, además.

La chica se dio cuenta de que Wildwood no era el tipo de persona a la que podría engañar.

- De acuerdo, he sido yo, ¿y ahora qué?

- Ahora tendrás que afrontar las consecuencias de tus actos, preferiblemente sin darme problemas- el roblizo héroe ya estaba junto a ella.

La joven muchacha sonrió y se llevó las manos a las sienes.

- O puedes sacarme de aquí y ser mi esclavo de por vida

Un pequeño brillo rojo se dejó ver el los ojos de la joven, que cambió el semblante, atemorizada.

- ¿Por qué no puedo entrar en ti?

- Te lo he dicho, llevo mucho tiempo en esto. Además, la fisionomía de mi cerebro es distinta de la del resto, ventajas de ser medio planta. ¿Te rindes ya?

La chica le propina un puñetazo a Will en la cara, pero solo consigue hacerse daño en la mano con la piel robliza de nuestro héroe.

- No digas que no te di la oportunidad de hacerlo por las buenas.

Wildwood le da un puñetazo a la chica y la deja inconsciente, para, a continuación avisar a la policía y decirles las medidas que deben tomar.

Tras asegurarse de que todo está en orden, Will hace la parte que menos le gusta del trabajo: fotos y autógrafos con civiles y policías, pero es el precio que hay que pagar por la financiación de la UE.

Entre los civiles a los que saludar, aparece del suelo una cúpula de madera, que se abre dejando paso a un joven, de pelo corto y verde, con un traje blanco y celeste y con la cara de Will.

-¡¿Qué cojones?!- Wildwood se había quedado perplejo

-Soy Gardener. Lo que has hecho aquí ha sido impresionante, pero ahora tienes que venir conmigo antes de que Green Death se percate de tu importancia y venga a por ti.

Will no entendía nada, pero algo en su interior le decía que este tipo era de fiar.

- Iré contigo, pero tendrás que explicármelo todo.

- Tranqui, te lo contaré todo cuando lleguemos al tronco.

Gardener volvió a formar la cúpula y esperó a que Will entrase en ella, invitándole con un gesto de la mano.

- Te prometo que todo tendrá sentido pronto, pero prefiero explicarlo sólo una vez, y sois unos cuantos. ¿Te apuntas?

- Supongo que no tengo elección, la curiosidad me puede.

Así, los dos manipuladores de la vida vegetal se meten en la cúpula de madera que vuelve a desaparecer, entre aplausos de los espectadores.

EL TRONCO

Cuando la cúpula vuelve a abrirse, Will se encuentra dentro de una estructura vegetal completamente dinámica; las paredes están llenas de tallos muy parecidos a venas que parecen trasladar algún tipo de energía. El lugar no parecía tener más techo que esos mismos tallos uniéndose y enredándose. Lo que más llamaba la atención de Will era la cantidad de maquinaria que parecía estar conectada a esa estructura vegetal.

- ¿Qué clase de tecnología es esta? ¿qué es este lugar?

- Lo llamamos El Tronco. Es el único lugar en que no nos puede encontrar Green Death, él viaja por el tronco, pero aún no es capaz de parar a mitad de camino,... pero me estoy adelantando. Te presentaré a los demás- dijo Gardener

Los dos se internaron por un pasillo iluminado por la propia vida vegetal que formaba las paredes y caminaron hasta llegar a una amplia estancia en la que se podía ver una mesa redonda unida al suelo, varios monitores conectados a las paredes, un extraño capullo de madera unido a las paredes sobre el que parecían caer débiles hilos de agua constante, iluminado por alguna clase de lámparas que Will estaba seguro eran de luz solar y tres personas más, dos de ellos compartían su rostro; uno estaba vestido al estilo de la edad media, tenía una melena larga y verde, a juego con su barba; el otro era aún más parecido a sí mismo, solo que su traje era muy parecido al que llevaba cuando estaba en los Neo X, así como su pelo, sus ojos estaban vendados y su piel era verde. Pero ellos no fueron quienes más le sorprendieron; a su lado había un hombre corpulento, vestido con los colores irlandeses y con una lira como símbolo en su pecho. Tenía un antifaz pero, a pesar del tiempo que hacía que no lo veía, Will reconocería ese bigote en cualquier parte...

-¿Papá... eres tú?

- Ojalá, pero mi hijo murió. No importa que todos os parezcáis,... no sois él.

Gardener interrumpió la conversación.

- Después podréis presentaros y hablar pero ahora es momento de despertar a nuestro último miembro.

- Entiendo que ese miembro se encuentra en esa cápsula de regeneración- dijo el Will de la venda en los ojos- Noto que hay vida en el interior de la cápsula

- Ahora que lo dices, yo también siento algo regenerándose ahí dentro.- dijo Wildwood- ¿Quién es? ¿de dónde ha salido?

- Es curioso que preguntes eso, porque lo saqué de una Tierra que no era la suya. En cuanto a quién es, no quiero estropearos la sorpresa. ¿Qué sería de la vida sin sorpresas?

Gardener se sentó a la mesa.

- Si esperamos a que salga por sí mismo, podría tardar años, sufrió muchos daños antes de que su subconsciente crease la cúpula a su alrededor, pero si le ayudáis a acelerar el proceso, entre los que podéis, podría unirse a nosotros en la lucha que se avecina.

- ¿Entre los que podemos? Al veros di por hecho que todos tenemos los mismos poderes- dijo Wildwood mirando a los demás

- El crecimiento acelerado de la vegetación es algo que sólo podéis hacer tres de vosotros.- dijo Gardener

- Tened por seguro que mi persona es uno de esos tres- dijo el Brujo Verde, alzando su báculo.

- Los otros debemos ser tú y yo- dijo el hombre de los ojos vendados dirigiéndose a Will- si no, Gardener ya nos habría hecho despertar a quien se encuentre ahí dentro sin necesidad de haber esperado a que te trajera.

- Coincido- dijo Wildwood

Los tres rodearon el capullo regenerativo y posaron sus manos en él, concentrándose para acelerar la curación, pero intentando mantener el mismo ritmo, adecuándose a los demás.

- Ya casi lo tenemos, chicos- dijo Wildwood viendo que la cápsula se movía y agrandaba- solo un poco más.

Se apartaron un poco, la cápsula ya parecía moverse por si misma.

- ¡Apartaos! Dejad que salga solo.- dijo Gardener- Él es capaz.

Entonces, el capullo de madera estalló en mil pedazos y dentro sólo se veía a un joven de pelo verde, con un uniforme destrozado, con cara de confusión.

- Os presento a Walter Richard McDonner,hijo de William McDonner.

-Fin de la Primera Parte-

Parte 2

Tierra-2485

Green Death estaba frente al cadáver de su última víctima. El William de este mundo no había resultado tan satisfactorio como le hubiese gustado; tenía poco poder, por lo que absorber su fuerza apenas le había reportado recompensa.

Lo único que le había compensado un poco era el placer de que este no estaba solo; siempre disfrutaba permitiendo a sus contrapartidas de otras tierras ver morir a María Salgado.

"Aunque nunca es como cuando maté a la de mi mundo"

Y es que todo esto empezó con ella, con su traición y con su justo castigo. Viéndolo con perspectiva, casi tendría que estarle agradecido.

Aún a pesar del poco resultado que había obtenido de esta tierra, Green Death se encontraba satisfecho. Había dado un paso más hacia su objetivo, había un avatar menos con el que acabar; estaba más cerca de conseguir ser el único conectado con el Árbol de la Existencia y, si su teoría era cierta, podría moldear ese árbol para conseguir esa realidad que tanto deseaba; pero antes debía acabar con todos los demás avatares del árbol.

Estaba seguro de que podría conseguir moldear una realidad en la que no se hubiese pasado su juventud luchando junto a sus antiguos compañeros para llevar el orden al mundo; una realidad en que no estaría tan ocupado creando huertos infinitos para evitar que sus súbditos desfallezcan de hambre, que no vería la traición que María y James planeaban; una realidad en la que María no pariría al hijo del que decía ser el mejor amigo de su marido.

"Cómo pudisteis hacerme eso. La dejaste embarazada, James. Tú me obligaste a hacer lo que hice"

Y es que, cuando Green Death descubrió la traición de su esposa, María, y su amigo James, no pudo más que matar a su amada.

GrDebyK

"Claro que James intentó vengarla,... pobre necio; lo podría haber conseguido si Lauren no se hubiese interpuesto en el camino de la bala, sacrificándose por mí. Ese momento fue suficiente para arrancarle los miembros al puto James y mantenerlo vivo el tiempo necesario para que fuese testigo de la ejecución del pequeño bastardo al que llamaba hijo. Después de aquello, llegó el alzamiento de los Strikers, esos sucios rebeldes que consiguieron acabar con la mayoría de los que quedábamos en el poder.

Aún recuerdo cómo celebraba el pueblo su liberación mientras yo me curaba de las heridas que me había infligido Jofiel, y cómo decidí entonces que, ninguno merecía vivir. Habían despreciado el regalo que les hicimos. Los liberamos de la mayor cadena que habían tenido, la libertad.

He de admitir que fue divertido acabar con todos los cultivos del mundo. Ver a mis viejos súbditos morir de hambre. Ver a esos santurrones de los Strikers caer en el canibalismo; antes de acabar con sus vidas, destrocé sus espíritus."

Pero, a pesar de su gran victoria final, Green Death se había quedado solo en su tierra, sin nadie sobre quien construir la sociedad perfecta que era su sueño. Hasta que descubrió el Árbol y su papel como avatar del tronco.

Al principio solo se dedicó a viajar de tierra en tierra, viendo lo que sus contrapartidas habían hecho con sus vidas y sus mundos. Ninguno había logrado hacer del mundo el lugar perfecto que intentaban lograr, y muchos de ellos se conformaban con eso. No merecían el poder que tenían.

"Acabaré con todos ellos y por fin uno de nosotros tendrá el poder necesario para llevar a cabo el sueño que tantos de nosotros compartimos, el mundo perfecto sin conflictos, sin traiciones ni decepciones. Solo orden"

Pero parece que al final si habría quien se opusiese a Green Death. Ese imbécil que se hace llamar Gardener rescató al druida de la tierra-14. Desde que desaparecieron en la tierra del Brujo Verde, había intentado rastrearlos a través del tronco pero, era confuso, no había logrado llegar hasta ellos.

"Deben estar escondidos, temiendo por sus vidas pero, ¿dónde?

¿Están relacionados con los otros avatares que he dejado de percibir?"

Green Death dejó atrás el cadáver de su reflejo y se marchó de esa tierra. Había demasiado por hacer como para perder tiempo con ensoñaciones.

EL TRONCO

A Wildwood aún le costaba creer todo lo que estaba pasando, y las presentaciones del resto de personas alrededor de la mesa no le habían hecho la situación más fácil.

"Para empezar está nuestro anfitrión, Gardener, de tierra-1. Resulta que viene de un mundo en el que la sociedad prohibió a los héroes y justicieros, por lo que abandonó el planeta para aprender todo lo posible de otras civilizaciones, hasta que descubrió el Árbol de la Existencia y quiso aprender de otras tierras.

El siguiente era el Brujo Verde, de tierra-14. Al parecer su mundo es una mezcla del Señor de los Anillos y Juego de Tronos. Y él controla toda la isla de Irlanda. Es un poco raro.

El tercero es William, de tierra-240908. Al parecer su mundo fue conquistado por Siniestro, está ciego porque Shaman destruyó sus ojos, no puedo ni imaginar a Rumsey tal y como lo describe. Hace un par de años los Neo X de su mundo vencieron definitivamente a Siniestro y, desde entonces, dejó atrás el nombre de Wildwood para centrarse en ser solo William, esposo de María y padre de Tessa. Ha tenido una vida dura, pero suena bien eso de formar una familia con María.

Lo que me lleva a Walter Richard McDonner, de tierra-100. En su mundo me casé con Ground, lo que me resulta extraño porque casi no la conocí en mi mundo. Juntos lo tuvimos a él, que decidió usar mi nombre de guerra al yo morir. Resulta extraño que Gardener le haya interrumpido cuando le preguntamos cómo murió su padre. A pesar de shock inicial, dice estar acostumbrado a las realidades alternativas, ya que era miembro de los Neo Exiles.

Llego ahora al hombre que nos mira a todos como si estuviese viendo un montón de fantasmas. Richard McDonner, de tierra-140917, mi padre; o al menos el padre del William McDonner de su mundo. En su mundo, su hijo consiguió salvarle al activarse sus poderes, pero murió para lograrlo. La rabia hizo que el gen X de Richard se activase, aunque su poder se limita a la piel robliza. Desde ese momento luchó para que ningún irlandés tuviese que volver a enterrar a un hijo y comenzó a usar el nombre de St. Patrick.

Se supone que junto a mi, el William McDonner de tierra-617, tendremos que detener una amenaza mayor que cualquiera a la que nos hayamos enfrentado. Aunque, ¿no es ese mi pan de cada día?"

Wildwood salió de sus pensamientos para escuchar lo que iba a explicar Gardener.

-En definitiva lo que os quiero decir es que hay diferentes tipos de avatares, nosotros y una infinidad de contrapartidas más somos los avatares del árbol, lo que hace que nos movamos entre tierras a través del tronco y lo percibamos así, pero hay muchos más tipos de avatares. Los de la araña perciben este lugar como una telaraña, los de la palabra como una infinita biblioteca, y así con todos.

-¿Y que pasa con tierra-0?- preguntó Walter- yo he estado allí y no se parece a esto.

-Eso es porque es la tierra de fuera del tronco. Está fuera del tiempo y el espacio por lo que podría decirse que tierra-0 es el "lugar" que envuelve el Árbol de la Existencia- respondió Gardener.

-Toda esa cháchara está muy bien pero, ¿cuándo me vas a decir qué cojones estoy haciendo aquí?- era St. Patrick quien hablaba.

-Alguien se ha propuesto destruir nuestra esencia, enviarnos con nuestros ancestros- decía el Brujo Verde- yo ya me he enfrentado a ese mal, y le debo la vida a Gardener, que me salvó.

-¿Pero de qué mal se trata exactamente? ¿estará mi familia a salvo si estoy aquí? -preguntó William, el ciego.

Gardener tomó aire antes de responder.

-Creo que si. El objetivo somos los avatares del árbol, por lo que entiendo que el lugar más seguro es allí donde no estemos. Nuestro enemigo se hace llamar Green Death, y es como nosotros un avatar del árbol. Creo que pretende absorber el poder de todos los avatares del árbol para recuperar su mundo

-¿Qué quieres decir con recuperar su mundo?- era Wildwood quien preguntaba esta vez.

- Pues, por lo que he visto, acabó con todo rastro de vida allí. Se ha convertido en un erial.- Gardener hizo una pausa para captar la atención de los demás- Creo que pretende acumular suficiente poder como para moldear el mismo Árbol de la Existencia y crear una realidad a su gusto.

- Pues tendremos que impedirlo. ¿Cuál es el plan?

-Fin de la segunda Parte-


CONCLUSIÓN

Tierra-29487

Nuestros héroes estaban en lo que una vez fue Central Park, antes de que Green Death acabase con toda la población de su mundo y nombrar los lugares perdiese todo el sentido. Era un buen lugar para luchar, había vegetación, y mucho espacio abierto; el lugar perfecto para intentar vencer a Green Death entre los seis avatares escogidos. Desde el punto de vista de Wildwood, lo mejor del plan de Gardener era que se aseguraban que ningún inocente fuese herido, pero por lo demás, todo dependía de que juntos fuesen capaces de superar al malvado reflejo al que debían enfrentarse.

EL TRONCO (hace un par de horas)

- La idea es que, entre los seis, podremos vencerle en su propia tierra, y cuando esté derrotado volveremos al Tronco para usar esta máquina que he inventado. Con ella podremos desconectar su tierra de las demás, dejándola fuera del Tronco de la Existencia. Así se acabará el problema.

- ¿Y cómo funciona tu máquina, Gardener?- preguntó William que, a pesar de la venda de sus ojos, parecía ser el que más visión de futuro tenía- O si fallamos. No podemos arriesgarnos a tener un solo plan.

- Estoy de acuerdo con William. Nuestro enemigo es temible, su poder inconmensurable, ¿qué ocurrirá si fallamos?- cuestionaba el Brujo Verde.

- Existe otra opción, pero no se si funcionará- respondió Gardener- Cuando rescaté al Brujo Verde, corté un trozo del conducto que estaba usando para absorber su poder y, usándolo como base, he construido esto.

Gardener les llevó hasta una especie de taller, construido dentro de la estructura vegetal que era el Tronco y les mostró un brazalete bastante ancho, incómodo a la vista, con lo que se intuía como una aguja retráctil.

-Si mis cálculos son correctos, esto podría quitarle sus poderes a Green Death.

- ¿Y si tus cálculos fallan?- preguntó St. Patrick- ¿qué podría pasar?

- Cualquier cosa. Desde que no ocurra nada hasta que su poder aumente, aunque hay pocas posibilidades de que ocurra esto último, no suelo fallar tanto.

- Usémoslo como primera opción- dijo Walter- Así no lo estaremos condenando a vivir solo el resto de su vida. Podríamos encerrarlo en alguna cárcel de uno de nuestros mundos. Sin poderes no sería una amenaza.

-Walter tiene razón. Si hay una opción, tenemos la obligación de intentar mantenerlo vivo- dijo Wildwood- dejarlo solo en su mundo sería condenarlo a morir solo. Si existe la oportunidad de encerrarlo y que reciba terapia, debemos intentarlo.

- Es demasiado arriesgado, si es tan peligroso como dicen Gardener y el Brujo Verde, no voy a arriesgarme a que escape y siga matando,... no quiero tener sobre mi conciencia la muerte de ninguno de vosotros- era St. Patrick quien decía esto.

- Pues lo siento, pero yo no quiero ver morir a otro William McDonner, por muchos errores que haya cometido- espetó Walter.

Wildwood sabía que Walter no era su hijo, pero se dio cuenta de que su padre le había enseñado los mismos valores que él querría haberle enseñado a un hijo. Se sintió orgulloso de él.

-Habrá que votar, entonces. No podemos seguir perdiendo el tiempo- dijo William, interrumpiendo la conversación.

Gardener la puso una mano en el hombro a William y tomó la palabra.

- De acuerdo, votemos.¿Quién está a favor de intentar quitarle los poderes?

Walter y Wildwood no dudaron en levantar la mano, y un par de segundos después también lo hicieron William y Gardener.

- ¿Aceptáis el resultado? - les preguntó Wildwood a St. Patrick y al Brujo Verde.

- En mi mundo el mal lo destruimos para evitar futuros ataques que puedan acabar con nuestros reinos, pero aceptaré la decisión tomada, el honor así lo demanda.

- Yo también, aunque no me haga ni puta gracia. Espero no tener que decir que tenía razón- concluyó St. Patrick con preocupación en su voz.

(Diez minutos antes)

Wildwood se acercó a Gardener para hablar con él en privado.

- Necesito que me prometas un par de cosas- dijo, con tono serio.

- Lo que necesites- respondió Gardener.

- Aunque hayamos decidido intentar salvar a Green Death, si las cosas pintan mal quiero que te lleves a Walter y desconectes la tierra de Green Death de las demás.

- Sin duda, William y tú sois los más parecidos de nosotros. Hace cinco minutos él me hizo prometerle lo mismo.

-¿Lo harás entonces?

-Si no hay otra opción, dalo por hecho. Pero has dicho un par de cosas, ¿cuál es la otra?

- Ve a mi mundo y dile a María lo que ha pasado y ... que la quiero. Dile que siento no habérselo dicho tantas veces como se merece y que debe seguir con el grupo, el mundo necesita que nunca deje de luchar.

- Estoy seguro de que no hará falta que se lo diga. Todo va a salir bien, Wildwood.

- Por si acaso. He visto fallar mejores planes que este, no te ofendas.

- ¡Jajaja! No me ofendes para nada, no te preocupes.

- Bien, solo una pregunta más, ¿por qué nosotros seis? Cuando fuiste a recogerme mencionaste que yo era importante, y aún no has dicho nada al respecto.

-¿Te has fijado en que los árboles suelen tener ramas principales de las que surgen las demás?

- Si, claro.

- Pues nosotros seis somos esas ramas principales. Eso nos hace ser los avatares que más en sintonía estamos con el Tronco de la Existencia y, aunque he intentado hacerle creer que yo soy su reflejo, tú eres el auténtico reflejo de Green Death. Creo que eso es importante, aunque aún no he descubierto porqué.

Tierra-29487 (ahora)

-Está a punto de llegar. Puedo sentirlo- dijo William.

- Pase lo que pase, ha sido un orgullo conoceros. Se que no sois hijos míos, pero veros me hace sentir orgulloso del hombre en que mi Will se podría haber convertido- dijo St. Patrick.

- Ya nos lo contarás tomándonos una pinta cuando acabemos aquí- respondió Wildwood, y bajó el tono para decir- ¿estás bien, Walter?

- Es raro, creo que nunca he estado tan tranquilo antes de una pelea. Me siento en armonía con lo que me rodea.

En ese momento en que Wildwood miraba con orgullo a Walter, frente a ellos un figura arbórea comenzó a surgir. La lucha estaba a punto de comenzar.

- ¿Que tenemos aquí?- saludó Green Death- ¿te has traído refuerzos, Gardener? ¿no te atreves a luchar solo contra mi?

-Parece que no, ¿verdad?- respodió Gardener mientras encendía su espada monofilamento que comenzó a brillar con un tímido color verdoso.

Sin mediar más palabras, Green Death atacó, lanzando un sin fin de raíces negras y afiladas hacia sua oponentes, que se vieron frenadas por una barrera de rocas y plantas por cortesía de Walter, al tiempo que St. Patrick se lanzaba al ataque dando un salto sobre la barrera y el Brujo Verde hacía surgir ramas y raíces para inmovilizar a su enemigo. Wiliam y Wildwood cogieron altura montándose en tallos para flanquear a Green Death mientras le lanzaban ramas espinosas. El villano parecía desorientado ante la cantidad de ataques que estaba recibiendo, tambaleándose al recibir un puñetazo de St. Patrick en la mandíbula. Pero, tras ese segundo de sorpresa, reaccionó.

WWvsGDbyK

-¡Basta! ¡ No me venceréis!

Con un gesto de su mano las raíces y ramas que lo retenían, lo sueltan; le da una patada en el pecho a St. Patrick, lanzándolo por los aires en dirección a Walter, que lo esquiva con una pirueta. Green Death alarga sus extremidades para agarrar a William y a Wildwood, pero solo consigue agarrar a Wildwood, ya que el ciego lo esquiva con facilidad de un salto y, haciendo surgir una vara jo del suelo, ataca a su pierna, haciéndole perder el equilibrio, aunque eso no es suficiente para que Wildwood se suelte, si lo es para que el Brujo Verde ataque con una lluvia de ramas afiladas a la cara de Green Death. Para protegerse, nuestro villano usa a Wildwood como escudo, acercándoselo lo suficiente como para llevarse un puñetazo en la mandíbula con un puño de madera del tamaño de un balón de baloncesto.

- ¡Chicos! ¡Dadle con todo!- gritó Wildwood

Walter, en su forma robliza, golpeó con su báculo tan fuerte como pudo, seguido de William con su vara jo y de St. Patrick que se había unido a la pelea.

Desde detrás de Green Death, apareció Gardener con el brazo en alto dispuesto a clavarle la aguja del brazalete inhibidor de poder, pero en ese momento el villano hace surgir de sí mismo decenas de raíces afiladas en todas direcciones que hacen salir despedidos a nuestros héroes que quedan aturdidos momentáneamente, excepto el Brujo Verde que se envuelve en una armadura vegetal y ataca sin miramientos, con la intención de darles a sus compañeros tiempo de volver a la lucha. Green Death lo ve venir y crea un afilado y enorme cuerno en su brazo, con el que atraviesa la armadura del Brujo Verde, llegando hasta el pecho de nuestro heroico druida, que acierta a girar a tiempo de evitar que la herida recibida sea mortal, aunque Walter no se da cuenta y, al pensar que ha visto morir a ese extraño reflejo de su padre, se lanza al ataque, haciendo surgir una grieta bajo los pies de Green Death e intenta empujarlo lanzándole raíces a la cara dentro de la grieta al tiempo que Wildwood, en forma robliza, y con los brazos llenos de puntiagudas espinas se lanza al ataque.

- ¡Gardener! ¡cumple tu promesa!

Al oír a Wildwood decir eso, William, sabiendo a lo que se refiere, ataca lanzándole un par de árboles a Green Death.

-¡Estáis perdiendo el tiempo! ¡No podréis vencerme!- gritó Green Death.

St. Patrick comienza a dar un recital de puñetazos, pero Green Death aguanta los ataques combinados de los avatares y, ante eso, Gardener agarra a Walter y dice:

-¡Ven conmigo!

- ¡¿Qué?! ¡¡No!! Tenemos que ayudar a ganar.

- Lo siento, Walter, pero lo he prometido.

Gardener comienza a formar su cúpula de transporte, pero Green Death lanza un ataque para evitarlo, consiguiendo agarrarlo a tiempo y atrayéndolo hacia sí mismo. Entre la marabunta de ataques, Gardener ve su oportunidad y, usando su espada, produce un corte en el pecho del villano. El grito de Green Death es atronador, y le quita la espada a Gardener, usándola para cortarle un brazo.

- ¡¡Gardener!! ¡ corre joder!- gritó William interponiéndose a un ataque que tenía a Gardener como objetivo.

El chico intenta correr hacia Walter mientras su brazo no para de sangrar, pero Green Death lo intenta alcanzar con St. Patrick y William intentando retenerle sin gran efecto, hasta que Wildwood, rodeado de una enorme armadura de raíces, lo agarra por la cabeza, lanzándolo en dirección opuesta.

-¡Marchaos ya! ¡ Yo os haré ganar tiempo!- gritó el líder de los EUROCorps

-¡Ni de coña! ¡Agarra eso!- gritó Walter al tiempo que lanzaba con un movimiento del suelo el brazo que había perdido Gardener, el que tenía el brazalete inhibidor.

Wildwood lo cogió en el aire, mientras veía venir a Green Death, y no se lo pensó, le clavó la aguja en el pecho al villano, cuya cara parecía más de asombro, que de dolor.

-¡¿Qué me has hecho?! Me siento raro...

De repente Green Death cae de rodillas, y su piel comienza a volverse normal, su cabello compuesto de algas verdes se transforma en una larga melena pelirroja.

-¡El poder! ¡lo estoy perdiendo!

William corrió a ayudar a Gardener y al Brujo Verde, generándole musgo alrededor de su heridas.

- Con esto aguantareis hasta que lleguemos a conseguir atención médica.

Walter, St. Patrick y Wildwood, observaban cómo Green Death perdía su poder entre sollozos, hasta que se levantó, en forma completamente humana y con una sorprendente compostura recuperada.

- Imagino que ahora os cobraréis venganza. Adelante, si debo morir, que sea de pie.

- No tendrás tanta suerte. -dijo Wildwood- voy a asegurarme de que vivas encerrado en una celda, donde te corresponde.

- Y donde no podrás volver a dañar a un hijo mío- dijo St. Patrick

- No podéis encerrarme. Si no consigo mi objetivo solo merezco la muerte, no me dejéis vivir. No puedo seguir recordando... si no puedo cambiar las cosas, debo morir... ¡¡DEBO MORIR!!

En ese momento Walter le da un puñetazo, haciendo que Green Death caiga inconsciente.

- Dije que había que mantenerlo vivo, no despierto.- dijo Walter encogiendo los hombros.

St. Patrick le revolvió el pelo a Walter de forma cariñosa y llevó el cuerpo inconsciente.

-No os vayáis aún-

Tierra-29487

-¿Dónde lo llevamos?- preguntó St. Patrick

- Lo primero es volver al tronco. Allí podremos curarnos y ver si la inhibición de sus poderes es permanente- respondió Gardener.

Sin más, Gardener creó una cúpula en la que cabían todos y partieron en dirección al Tronco.

EL TRONCO (un par de horas después)


Era increíble lo que las mentes unidas de Gardener, Wildwood y William eran capaces de lograr. En solo un par de horas habían diseñado un brazo de materia vegetal para reemplazar el que había perdido Gardener, lo habían creado e implantado con muy esperanzadores resultados. Durante ese tiempo, Walter había limpiado y vendado las heridas del Brujo Verde y St. Patrick había estado vigilando el cuerpo inconsciente de Green Death. El cual, por cierto, se estaba despertando.

-¿Dónde estoy?...

- En un sitio mejor del que te mereces. Estás el el Tronco.

- ¡¿El Tronco?! ¿había una forma de quedarse en el Tronco?

- Si, pero no te acomodes. Pronto te llevaremos a una celda con más criminales comunes- dijo St. Patrick, sabiendo que "comunes" es la palabra que más dolería a Green Death.

Mientras, en la enfermería, Wildwood estaba mirando los resultados del análisis de Green Death.

-Tenemos un problema, chicos. Parece que Green Death tiene los poderes bloqueados, pero el gen-x sigue ahí. Podría recuperar sus poderes en cualquier momento.

- ¿Y qué hacemos? ¿volvemos al plan de encerrarlo en su tierra?- preguntó William

- Quizás no haga falta- dijo Gardener- podríamos administrarle inhibidores periódicamente, así lo tendríamos vigilado y manejable.

- Me parece un buen plan- dijo Walter

- Yo acabaría con él, pero acepto vuestras voluntades y no me opondré- dijo el Brujo Verde.

- Opto por llevarlo a mi tierra- dijo Wildwood- quiero vigilarlo personalmente.

- No seré yo quien te diga que no- respondió Gardener.

Decidieron sedar a Green Death, que intentó resistirse inútilmente. Luego, llegó la hora de despedirse. Wildwood y William estaban aparte, preparando el transporte de GreenDeath.

-¿Y qué tal la vida de casado?- dijo Wildwood.

- No voy a mentirte, a veces es duro. Pero entonces llega la noche, te acurrucas con María en la cama, comentando las cosas que ha hecho nuestra hija y, cualquier problema que surja se soluciona. Esa niña me ha cambiado la vida, y no puedo imaginar mejor persona que María para cuidarla juntos.

- Me alegro muchísimo de oir eso.

Por otro lado, Walter hablaba con St. Patrick.

- Ha sido genial conocerte, se que no eres mi abuelo de verdad, pero eres lo más cercano que he conocido.

St. Patrick por primera vez desde que llegó, se quitó el antifaz, y Walter pudo ver lagrimas en sus ojos, encima de una enorme sonrisa.

- Esta aventura ha sido dura para mí, porque he visto todo lo que me he perdido con la pérdida de mi hijo, pero todos habéis demostrado ser valientes, inteligentes y luchadores. La rabia que tenía guardada se ha esfumado, ahora solo siento orgullo. Y sobre todo por tí, que decidiste seguir luchando cuando Gardener quiso ponerte a salvo. Conocerte a sido lo más grande de esta historia.

Así los que en otras circunstancias habrían sido nieto y abuelo, se funden en un abrazo.

Aparte, el Brujo Verde y Gardener ven la escena.

- No esperes de mi una muestra de afecto similar.

- ¿Pero al menos brindarás conmigo por la victoria?- respondió Gardener

-¡¡Jajajajaja!! De eso no te quepa duda- rió el druida.

Cuando todo estuvo listo para volver cada uno a su tierra, Gardener les obsequió a cada uno con un pequeño artilugio.

- Si alguna vez necesitáis ayuda, con esto podréis mantener el contacto y avisar a los demás. Incluso viajar a la tierra de vuestro interlocutor.

- No entiendo nada de vuestra brujería, pero me fascina- dijo el Brujo Verde

- Y no dudéis de que lo usaré, al menos para saber cómo os va- respondió St. Patrick

Wildwood se acercó a Walter, le dio un abrazo y le dijo algo al oído.

-Ven a verme siempre que quieras, mi casa es la tuya.

Así, todos dejaron el árbol, dejándolos Gardener donde le pedían, con la ilusión de que no fuese la última vez que se vieran.

Tierra-617 (unas horas más tarde)

Will estaba frente a la puerta de la nueva sede central de los EUROCorps, en Amsterdam. Justo cuando iba a abrir la puerta, desde el otro lado una mujer alada se le adelantó, era María, que se lanzó a sus brazos con cara de preocupación.

-Cuando vi en la noticias que habías desaparecido, vine tan rápido como pude. ¿Dónde has estado?

- Es una historia larga de contar, pero no te preocupes, ha acabado bien.

- Me tenías muy preocupada, estaba a punto de llamar al resto del equipo para organizar tu búsqueda.- dijo la mutante con una preciosa sonrisa en sus labios- Solo por el disgusto, vas a lavar los platos el resto de nuestras vidas.

Will la apartó con gesto serio y se llevó una mano al bolsillo.

-Hablando del resto de nuestras vidas, espero que esto me libre de algunos platos.

El héroe irlandés clavó una rodilla en el suelo y sacó un anillo que acababa de comprar del bolsillo

- María Salgado, mi compañera, mi amiga, mi amante. Desde que te conocí he sabido que este día llegaría, y ahora veo que cada día que no lo he hecho, he perdido el tiempo.- Will estaba más nervioso de lo que había estado en toda su vida- ¿Quieres casarte conmigo?

-FIN-

OTROS

Anotaciones