Secciones Personajes Especies Grupos Realidad Países Perdidos Estado Marital Grupos Aliados Enemigos Crossover Tramas Grupos Realidades Secciones Localizaciones Dispositivos Usuarios Colabora Cómo colaborar Proyectos Mantenimiento Cambios recientes Páginas especiales Acerca de Tutoriales Nuevos Usuarios Personaje Crear un Nuevo Personaje Editar un Personaje Creado Grupo Localización Trama Dispositivo y Otros Actividad Reciente Páginas actualizadas recientemente John Xavier-Grey (Tierra-618) Búsqueda y Destrucción Jofiel (Tierra-617) William McDonner (Tierra-1) Richard McDonner (Tierra-140917) William McDonner (Tierra-1962) Thomas Jurgens (Tierra-617) Archivos Recientes Galería de Recientes
10 Discusiones

Filtrar discusiones Reiniciar

Categorías

Ordenar por

  • Todas
  • Siguiendo

Prueba para Grisley

Lugar: Planeta Tsuri L-2K, Ciudad Knÿkt, una localidad de ambiente obscuro que descansa sobre lo que antes fue la civilización más avanzada de ese cuadrante de la galaxia.

-Hola?

Un personaje de aspecto debilucho se asoma por la puerta de un pequeño local en la calle Nkohp, el letrero avisa: “Fluffer & Saktopp Co.”; En medio del cuarto hay una esfera pequeña que emana luz, aunque no es suficiente como para alumbrar la habitación entera.

-Contraseña…

La voz golpeo al escuálido hombre como martillo. Una sombra se levantó en la parte posterior del local y dio un par de pasos hacia la puerta, la esfera no alcanzo, aun así, a alumbrar su cara.

-Ehh…ehh….

-Contraseña incorrecta…Trata una vez más.

Enseguida de un *click* una luz comenzó a brillar desde la mano de la misteriosa sombra al mismo tiempo, un chasquido que hizo chillar al diminuto individuo, para él fue lógico, le estaban apuntando.

-Ddd..eh.

-No te escucho…

-D…”D..Debemos recordar”.

La sombra se acercó aún más a la esfera del centro de la habitación. Un Tsurei macho, de piel roja, alto, de barba negra y espesa que le llenaba el rostro, a pesar de ser un personaje llamativo por sus rasgos había que atraía más la atención en él; un par de gigantescas alas de aspecto dragonesco en su espalda, al igual que una larga y velluda cola eran las características más marcadas del Tsurei. Vestía una gabardina café sobre una playera de color gris y pantalón negro. Sus botas hacían un estruendo por cada paso que el daba.  Guardo su arma y se agacho a recoger la esfera del piso.

La esfera se apagó al contacto con su mano, pero fue prendida casi de inmediato, esta vez, la luz que emanaba de ella era mas intensa, tan intensa que lleno hasta la más recóndita esquina de la habitación.

-Entonces…Sabes a lo que vienes…Nombre…y ocupación.

-S…Soy…Me llamo Satr, Ss…soy peletero.

-Hmm…y que hace un peletero por estos barrios, Sr. Satr? Que puede hacer Don Fluffer por usted?

Grisley Fluffer había sido por años el caza recompensas con más fama de Knÿkt, la gente lo buscaba por sus habilidades para “desaparecer” personas. Un servicio que en la última década se había vuelto de mucha ayuda para resolver problemas comerciales.

-Me…Me…Me han cerrado el negocio…

-Oh claro…claro…Sr. Satr, por que no toma asiento? Platicaremos así con calma los términos del contrato.

-S…Si Sr. Fluffer.

Tras media hora de negociación llegaron a un acuerdo, el Sr. Satr pago con lo que parecía lo último de sus ahorros en una bolsa de papel.

-Con…confió en usted Sr. Fluffer… De usted depende mi bienestar…- Se quejó Satr

-No se preocupe Don Satr, no soy conocido por como fallo en mis trabajos.- Decia Grisley mientras contaba el dinero que le acababan de entregar.

-…Hey…Aquí falta dinero- Dijo Grisley

-E…e…e…es todo lo que tengo ahora, pero pagare el resto, lo prometo…

-Don Satr!...pero que infortunio, parece que ha leído mal el contrato…mire aquí en este espacio especificamos…-

-Se lo pagare, Sr. Fluffer!- Exclamo Satr- Juro SOLEMNEMENTE que lo pagare!-

No era común que Grisley fiara sus servicios, normalmente desconfiaba  de sus clientes. Pero había pasado ya tiempo desde su último trabajo y de verdad necesitaba el dinero, asi que decidio dejarlo pasar, solo por esta vez.

-De acuerdo. Pero tenga en mente Don Satr…Yo siempre recibo mi paga…de una manera…o de otra-

La amenaza pareció recorrer la espalda de Satr como un balde de agua fría.

La noche siguiente Grisley planeo su golpe. Gracias a sus contactos consiguió los planos de “Skutell Preych” Que traducido del Tsuriano lee “Solemne Gracia”. Una compañía que parecía estar fomentada en fino aire. A pesar de su arduo trabajo de investigación, Grisley no logro conseguir ni la más mínima información acerca de los ingresos y egresos de la compañía. Su objetivo: El dueño de la compañía; Hales Mortis, un Tsurei de mediana edad, con pelo canoso y un tono de piel blanco y mejillas rosadas. Su oficina se encontraba en un décimo piso, lo cual a Grisley le simplifico mucho el trabajo.

La misión comenzó aproximadamente a las ocho y cuarto en la noche. El cielo nublado de knykt hacia la noche perfecta para la desaparición. Grisley voló hasta llegar al décimo piso, justo afuera de la oficina de Hales, donde vigilo y espero a que el sujeto diera la espalda.

Tan pronto esto ocurrió, tacleo la ventana para entrar en la habitación, la sombra de Grisley con sus alas extendidas y sus dos pistolas apuntando a su cabeza fue lo ultimo que Hales presencio. No hubo duda en la acción del gigantesco Tsurei armado y con una sadistica sonrisa soltó el tiro de gracia.

La misión fue completada de manera efectiva y segura, le tomo 15 minutos entrar en la oficina de Hales y exterminarlo antes de que realizara lo que estaba sucediendo.

De repente, una luz ilumino a Grisley por la espalda.

-Tu…- Gruño Grisley.

Justo en ese instante un Tsurei delgado y alto aterrizo justo frente a el, vistiendo una gabardina de cuello alto color morado sobre un traje negro pegado, la luz que emanaba de su mano era una esfera parecida a la que tenía Grisley en su local.

Grisley sabía que ese Tsurei significaba problemas. Y su nombre; Likth literalmente se traduce a “problemas”

-Ay! Grisley, mira este desorden…! A eso llamas “Desaparecer”? Esto tomara al menos media hora limpiar!- se burló Likth.

Grisley demostró su corto temperamento disparándole dos tiros de advertencia a sus pies.

-Oh vamos Grisley, es la misma rutina de siempre, creo que deberíamos superar ya los tiros de advertencia.

-Cállate! Qué demonios haces aquí Likth?! Por qué no metes tus narices en algo de tu incumbencia?-

Para Grisley era un insulto la mera presencia de Likth en la misma habitación que él. Likth era su rival, el jefe de la resistencia de justicia de Knÿkt, cuyo principal objetivo era capturar a Grisley y “hacerlo pagar” por todos sus crímenes. Likth era también un hechicero, que se especializaba en magia arcana.

-Pero si tú eres de mi incumbencia Gris-Gris, esta ciudad ha tenido suficiente de tus artimañas y al fin tengo lo que necesitaba para hacerte pagar.- Amenazo Likth.

-He…hehehehehe…- Rio Grisley mientras se sentaba sobre el escritorio del difunto- Siempre con la misma cantaleta. Que te hace pensar, Don Likth, que ahora tienes lo que hace falta para “hacerme pagar”.

Likth sonrió, fue una sonrisa demoniaca que haría a cualquiera, incluido Grisley, pensar en devolver el desayuno. Con un movimiento rápido, Likth soltó un rayo verde de la punta de sus dedos. El rayo se movió tan rápido que a Grisley apenas le dio tiempo de reaccionar y esquivarlo. Sin embargo, alcanzo a rozar el antebrazo de Grisley. Un hechizo es algo que es de esperarse de un mago arcano como Likth, pero Grisley sabia que algo estaba mal. Desde que el rayo rozo su antebrazo, su cabeza comenzó a dar vueltas, y apenas pudo mantener su equilibrio. Rápidamente se escondió detrás de un mueble y junto sus manos.

Los dedos de Grisley empezaron a ponerse rojos. Estaba preparando su arma secreta.

La razón por la cual nunca había sido capturado era su don, su especialidad. La creación de Portales. Cuando sus dedos empezaron a brillar en rojo, dejando así una estela por donde fuera que pasaran , comenzó a armar una runa en el aire, concentrándose bien, y en circunstancias normales, el portal se habría abierto con facilidad.  Sin embargo, algo iba terriblemente mal, la runa se volvió azul y se cerró antes de abrir el portal.

-Maldicion…QUE ME HAS HECHO LIKTH?!- Exclamo Grisley, intentándolo de nuevo.

Likth lanzo otro rayo, esta vez rojo, el cual destruyo el mueble en el que se escondía Grisley quien perdió la concentración, y con esta, la runa que estaba preparando.

-Hehe…- Rio Likth, quien en seguida disparo otro rayo verde hacia Grisley.

Esta vez el rayo golpeo a Grisley directamente.

El dolor fue insoportable. Tanto asi, que tiro al gigantesco Tsurei al piso.

-Es un hechizo nuevo, que me recomendó un amigo mío…te gusta?, pienso que se ve muy bien.- Murmuro Likth- Creo que incluso…conoces a la persona que me lo enseño.-

-ho..hoo…Hola…Sr. Fluffer-

La voz de Satr retumbo en los oídos de Grisley. La ira lo lleno y soltó un rugido, que fue ahogado en seguida por una estela roja que rodeo su cuello.

-Qu..Qu…Que esta p…pasando-

-Oh tranquilízate Gris-Gris, relájate, cuenta hasta diez…-

Para Grisley todo parecía haber terminado. Lo que empezó como una misión sencilla había culminado en lo que habría podido ser su final.

Pero algo interrumpió a Likth, la estela roja que rodeaba el cuello de Grisley desapareció y pudo volver a respirar.

-Gghh….Ghaaa…..- Gimió  Likth

-No puede ser… te has terminado tu energía?- Pregunto sorprendido Satr- Pero que amateur…-

La mano de Satr comenzó a volverse roja, pero Grisley no iba a dejar que esa oportunidad se le escapara. Extendió sus alas y salió volando por la ventana.

Sin dudarlo ni un segundo Satr soltó energía de sus manos, que lo elevo en el aire y comenzó a perseguir a Grisley. Mientras más pensaba Grisley mas difícil se le hacía escapar, era claro lo que necesitaba: Un portal.

Si pudiera hacer un portal lo suficientemente poderoso podría escapar lejos, a un lugar en el cual podría pasar un tiempo hasta que se tranquilizaran las cosas en Knykt.

Cuando encontró al fin un lugar seguro, escondido en un callejón, comenzó a preparar su portal.

-Vamos…funciona…vamos…- Se repetía a sí mismo.

Sus dedos sin embargo no mostraban cooperar de manera usual, esta vez, brillaban de color azul. Grisley no le dio mucha importancia y siguió dibujando la runa de su portal.

Cuando termino, algo entro en su cabeza, el recuerdo de un lugar que llegaba a él frecuentemente en sueños, era algo extraño, un lugar que jamás había visto en la vida real, sin embargo le era claro, el cielo, a diferencia del tono de verde grisáceo que mostraba Tsuri, era azul celeste, y las nubes que él conocía de color gris o negro eran blancas.

El portal termino de abrirse, y no sin antes dudarlo, Grisley voló dentro de él. Y aunque él no lo supiera, esa sería la última vez que pusiera sus pies en suelo Tsuriano.
0 2

El Primer Paso - Trama

Para ver si os gusta más que sigamos la trama por aquí; Podéis ver los mensajes anteriores aquí.
- Bienvenido de nuevo a la escuela Evans...
- Hola profesor - dijo con una sonrisa en la cara a la vez que se lanzaba a un rejuvenecido Xavier - no esperaba que la máquina del Evolucionador llegase a tener efecto duradero
- Sí, yo tampoco, pero tras ver a Erik, parece que aguantaré otros 10 años más... - rieron
- Espero que me permitas hacerle un chequeo, nunca se sabe, con estas cosas... ah, perdóneme, estoy seguro de que lo recordará...
- ¡¡Steve!!, bienvenido de nuevo, chico - dijo mientras se acercaba caminando hacia el joven rubio de gafas de sol de Gucci y le apretaba la mano con cariño - es un placer que vuelvas a estar con nosotros...
- No se haga tantas ilusiones Charles, esta vez soy solo un acompañante...
- Ya veo... al final aceptaste el puesto de trabajo - dijo mientras lo agarraba por el hombro,.
Un chico se acercó a Terrank, les cogió las maletas y lo llevó a su habitación mientras Caído continuaba con Xavier hablando...
- En estos días deben llegar el resto de tus compañeros...
- Charles, yo ya no estoy interesado en seguir adelante con la vida superheróica, creo que lo dejé lo suficientemente claro en el mensaje de respuesta...
- Así es, pero necesitamos solucionar el problema del "Virus de Extinción", leí tus tesis sobre el Neo Legado y estoy seguro de que llegarás a ayudarnos - dijo tras abrir una puerta - me parecería estupendo que entrases a trabajar cuanto antes, de su bolsillo extrajo una especie de pulsera y se la enganchó en la muñeca a Michael - esta pulsera te servirá como guía en la escuela, para moverte por ella y ponerte en contacto con sus servicios - dijo señalando un pequeño tubito metálico - es bio-holográfica, fruto del estudio del poder de Artie.
- Increíble, estuido de poderes mutantes con una función en la vida cotidiana, McCoy temía que esto llegase a convertirse en motor de una sociedad.
- No temas, esto no es como la vieja Genosha, esto solo ha sido la investigación voluntaria de uno de los nuestros para mejorar en el mundo, estas tecnologías han dado unos buenos números a la mansión, después de tanto tiempo, los beneficios de los Xaviers no estaban tan bien como uno podía esperar...
- Ya... pero Charles, no entiendo cómo me puede ponerme a la cabeza de una investigación de tal relevancia...
- No eres la cabeza, Michael, trabajarás en equipo con mi "Club X" - dijo mientras llevaba al mutante a una sala de reuniones.
En la sala, cuatro personas vestidas de blanco los esperaban, una octogenaria índia, una mujer-biótica bio-luminiscente, un androide en silla de ruedas y un adulto deforme.
- Doctor Evans, le presento a la Doctora Kavita Rao, genetista. A su lado la profesora Johanssons, sus recientes estudios en inmuno-simbiosisy en bio-comensalismo le han hecho famosa en el ámbito internacional - se recreaba Xavier - y además le ha permitido fusionarse con la antigua androide Peligro, formando ahora una única unidad bio-trónica que aúna las mejoras de sendas especies en un único ser, ¿no es maravilloso? - comentaba ilusionado, mientras su ex-alumna se levantaba a saludar al nuevo miembro.
- Usted debe ser Michael, nos encontramos alguna vez en el instituto...
- Sí, sopongo, es un placer volver a verla Miss Johanssons - dijo agarrandole la mano biótica.
Martha se veía como una mujer normal, Peligro había tomado forma de mujer y había mantenido a Martha como su unidad central, además había desarrollado una especie de tejido similar a piel, pero debido a los poderes de Martha, su normal tono azul, se había fusionado con la sangre bioluminiscente del antiguo cerebro, y ahora, varias partes de su hueco cuepo parecían brillar como neones amarillos y rosas bajo esta piel.
- A su derecha, un viejo conocido del grupo, creo que cuando estudiaban rondaba por los sótanos de la mansión, tras varios años de tratamiento he conseguido que se cure de su enfermedad y hoy vuelve a estar al mil por ciento, su nombre es Forja. Y el último es Kenji Uedo, ex-artísta y actual estudioso de las relaciones se la materia, junto a Martha han llegado a descubrimienstos increíbles del virus...
- Este grupo es increíbe, he escuchado hablar de la mayoría de ellos, Charles, yo... no sé que puedo hacer con ellos...
- Michael, necesitamos todos los puntos de vista posibles, has trabajado con otras enfermedades mutagénicas y tus habilidades óseas pueden llevarnos a descubrimientos en los infectados...
- Charles... y... ¿dónde están estos infectados?
- Por todo el mundo...
Charles se detuvo en seco cuando un mensaje sonó por el altavoz de su pulsera:
<< - Profesor Xavier, al habla Alice, un tal Belasco lo espera en su despacho, por favor acuda con la mayor celeridad >>
1 13